Lesiones Musculares

Se producen en que el musculo se encuentra en una posición anómala o por la contracción brusca o violenta, sin que este se encuentre preparado para dicha contracción.

Según el grado de afección del músculo se clasifican en:

Contracturas o espasmos musculares

Se suelen dar en músculos sometidos a cierta sobrecarga durante tiempos prolongados. También pueden estar causadas por el estrés.

Para evitar la aparición de las mismas se recomienda realizar un buen calentamiento antes de comenzar la actividad física, así como estirar las fibras musculares tras finalizar a fin de restablecer la longitud inicial del músculo.

Distensiones o elongaciones musculares

Tienen lugar tras un estiramiento o esfuerzo máximo que excede las posibilidades del músculo para responder con normalidad. No hay lesión de las fibras musculares y por lo tanto no hay hematoma ni equimosis. La señal que percibimos tras una distensión muscular es como un «pinchazo

Roturas musculares o fibrilares

Consiste en la ruptura parcial o total e la masa de un músculo. La causa del desgarro suele ser un déficit de calentamiento del músculo antes de someterlo a una actividad. El síntoma más frecuente que percibimos cuando se rompe el músculo se conoce como Síndrome de la pedrada; pues es como si te hubiesen lanzado una piedra. Se observa hematoma y equimosis como consecuencia de la hemorragia interna muscular.

Calambres

Se deben a trastornos circulatorios que causan la pérdida de sodio, magnesio y potasio; sales imprescindibles para la correcta contracción muscular. Suelen tener lugar al mitad o final de la práctica deportiva por la pérdida mineral durante el esfuerzo.

La mejor prevención es realizar una correcta ingesta de alimentos ricos en sales y azúcares antes de realizar actividad física y una buena hidratación durante la práctica deportiva.

Las bebidas isotónicas o hipertónicas son ideales para evitar este tipo de afección muscular.

Podemos tratarlos con la aplicación de baños de inmersión y con un aporte añadido de vitaminas y minerales.

Contusiones

Son lesiones musculares por una causa externa que provoca un impacto directo sobre el músculo llevando a este a una compresión excesiva contra el hueso. Dicha compresión puede ocasionar una rotura y hemorragia profunda. La intensidad de la lesión vendrá marcada por la limitación de la movilidad.